La historia de calidad de nuestros Escabeches (Aragón)

Nicasio fue un hombre afable a la vez que conciliador, "tío" para amigos y vecinos y querido por todos por ser una gran persona. Una larga tradición agrícola y ganadera familiar que da lugar, después de más de 100 años de esfuerzo, a la creación de esta pequeña empresa aragonesa de sabrosos escabeches naturales.

En su corral disponen de los productos que podían encontrarse en cualquier casa de labrador hace cien años: gallinas, perdices, pollos... con los que elaboran sus escabechados. Además, incorporan gran cantidad de caza, conejos y perdices principalmente, de los montes de alrededor de la zona. El resto de ingredientes son todos también naturales: aceite de oliva virgen extra, vinagre de vino tinto, especias del monte y de las huertas vecinas (romero, tomillo, laurel y ajo) y pimienta negra en grano.

No llevan ni conservantes, ni aditivos, ni colorantes de ningún tipo. Y son perfectos para preparar ensaladas frías o templadas, así como para acompañar platos de alubias, lentejas, garbanzos... o unas buenas verduras frescas de la huerta. El Ternasco de Aragón, calentado ocho minutos en el horno sobre una buena cama de patatas y cebolla, es difícilmente superable.